Deus ex machina


Ausencia (Historia de una fotografía) José Luis C.
febrero 24, 2009, 6:42 pm
Filed under: Uncategorized

El estado de ausencia generalmente es percibido por ambas partes; el ausente y el entorno del cual este se desapega. Tiene un atractivo especial aquello. Eso de dejar o dejar por un instante aunque sea. Ahora bien, esta fotografía tiene parte de eso, pero muy poco; porque este retrato en realidad habla de una ausencia presente. Tiene que ver con eso de estar en un lugar físicamente y en otro deseado al mismo tiempo pero, si pudiésemos explicarlo de alguna manera, espiritualmente. Mientras le tomaba la fotografía a esta persona, pensaba lo rápido que puede viajar el espíritu, lo veloces que son las ideas, el pensamiento, uno en el fondo cree que dicha cuestión resulta un tema del ámbito inmaterial, pero al ver estas situaciones, soy un convencido que el alma y todo lo que en ella hay, sea bueno o malo resultan al final  lo más consistente.

Resultó que durante nuestras vacaciones familiares, en una visita a la playa, había un cuadro de tres personas. Dos de ellas parecían bastante interesadas el uno por el otro, jugueteando de aquí por allá y por la manera que lo hacían, he de creer que no pasaban los diecisiete. La tercera persona es la retratada en la fotografía. Lo que aparece en escena, es una joven de unos veintiún años que parece no interesarle ni la compañía ni los intereses de sus dos acompañantes. A ratos lee, y a ratos fija la vista hacia el mar en un punto que desconozco. Cuando las otras dos personas deciden retirarse, entonces ella decide quedarse, en la playa, de frente al mar, sentada en la arena, justo como aparece en la fotografía. Me dieron ganas de retratarla de frente, porque era muy bella, sin embargo pensé luego que retratarla de espaldas frente al mar, como mirándose en un enorme espejo de agua, en ese vasto sitial que esconde en realidad lo profundo que es, sería retratarla como se sentía: ausente – presente.

Los paisajes sin las personas no dicen nada. La gente es la que caracteriza un lugar. Las micros, las caletas, las oficinas, el parque forestal, los museos, los puestos de mote con huesillo y esta playa, con esta persona, con esta belleza que no quize mostrar en la fotografía, revelada en blanco y negro para resaltar lo subjetivo, no el color del mar ni del cielo, sino el color que aportaba de manera tan natural esta mujer a su entorno, una mujer que a ojos del lente de mi cámara estaba sentada frente al mar, pero en realidad se encontraba en otro lugar, a una hora y en una situación que por razones de fuerza mayor, no pude fotografiar.

Nota: si la persona que aparece en esta foto, con la cual tuvimos contacto, desea una copia de tamaño real y en ambas tomas (color y Blanco y negro) favor deja tu mail y te la enviaremos.

José Luis Catalán


1 comentario so far
Deja un comentario

Hola…la verdad es que está muy linda la foto y muy bueno el análisis que hiciste de ella.
Cuando tu hermana me mencionó lo de la foto no creí que fuera verdad. Efectivamente, yo soy la persona que aparece ahí y me gustaría mucho que me enviaras la original. Mi correo es romi_a7@hotmail.com
Saludos

Comentario por Romina




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: