Deus ex machina


en los brazos…
junio 2, 2008, 3:28 am
Filed under: Uncategorized

Suele suceder…comencé diciendo…

Después de una gran conversación, que después de todo era un monólogo…me miró de manera sumisa y sentí intuitivamente que era el turno de hablar…mi turno de departir…

A veces las cosas son un tanto extrañas…a veces se piensa que la vida es una porquería…y se tiene razones válidas para pensarlo…es que no puedo pensar que la gente que cree eso es estúpida, suelo creerlo cuando desconecto mi cerebro de mi cuerpo y comienzo a llorar queriendo cruzar la piel, para desbordarme, deshacerme mientras fumo cigarrillos varios, matando mis pulmones bruscamente…no seguir…pero cuando sales de todo…cuando te das cuenta que, la verdad, después de todo, nada fue tan malo…después de todo…después de todo, luego de sacar el clavo queda la marca, nunca se olvida…nunca se olvidan…nunca te olvidas…nos queda para siempre…el hombre es un ser empírico, en su mayoría…la gente común es así…si lo vives, si te equivocas, sea como sea, después de vivir y ver la experiencia es más difícil volver a equivocarse…viendo, aprendes más rápido…

Cuando la vida nos lleve directo hacia un problema: -¿para que alarmarse?…entendí, que es la manera y la dirección única que posee la vida; entonces, luego de la muerte, volvemos a resucitar, pero aún más grandes…no se por qué es la manera de funcionar, no se por que los pasos de ésta nos llevan así, tan exactamente a lo que detestamos…

Siguiendo la dirección forzosa de la vida…la que podemos vulnerar en algunos momentos si padecemos de gran habilidad y coraje…entiendo y afirmo que si queremos, después de la tormenta sale el sol…que luego de quedar out, si decidimos conectar de nuevo nuestro círculo intelectual a nuestro actuar podemos volver rápidamente a nuestro lugar en el cosmos…

Me sentí extraña…hablaba como si las heridas ya no olieran a podrido y como si el alma por más agotada que estuviera hablara con sinceridad…como antes…miré a los ojos contrarios y en ellos corría una lágrima…pensé en cosas simpáticas para no caer en el juego de la emoción…y canté la canción de Patricio Manns, el camino de Taverney; mientras la cabeza quedaba en mi pecho, mordí mi labio inferior y solo hacía sonar la melodía del tema…preferí despertar, despertar justo cuando me di cuenta que la persona que abrazaba y ya había escuchado y aconsejado era yo en mis propios brazos…


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: